lunes, 14 de diciembre de 2009

Perífrasis de los famosos


Estos días, los periódicos y telediarios se han hartado de restregarnos los escarceos amorosos de Tiger Woods. La situación de este deportista ha llegado a tal límite que ha decidido dejar el golf.
Pero no es eso lo que me ha llamado la atención. Lo que me ha asombrado han sido las declaraciones de varios medios de comunicación, que afirmaban que el tal Tiger es "adicto al sexo".
Esto me ha recordado que Michael Douglas también se declaró adicto al sexo, tras rodar "Instinto Básico", para salir mejor parado del divorcio con su mujer.
No olvidemos tampoco al más grande entre los grandes, Bill "Relaciones Impropias" Clinton. Gran aficionado a los conciertos de instrumentos de viento. De todos es conocida su afición por el saxofón.
¡Qué me desvío del tema!
Los señores estos son adictos al sexo, porque son famosos, de la élite deportista o política, o artística, o... O quizás porque son americanos. O por ambas cosas. Porque si fueran españoles y de clase media, serían unos simples salidos.
¡Vamos hombre! Aquí, a quién más quién menos, le gusta darse una alegría al cuerpo, o se esguinza el iris mirando de reojo a alguna chorba o a algún chorbo (estoy de un políticamente correcto que asusto). De ahí a transformar la atracción sexual en una enfermedad (violadores y acosadores a parte) va un abismo.
¿Adicto al sexo? Tú estás salido.
Ya lo decía aquél sabio: "la jodienda no tiene enmienda". Claro que esta sentencia no suena tan bien.
No queda más que terminar saludando a todos/as los/as "adictos al sexo" del mundo.
¡Saludos cachondos/as! (Este post le gusta hasta a Bibiana Aido/a).

10 comentarios:

Simone B dijo...

Jjajajjaa me ha encantado Hitlodeo..y tienes toda la razón.

Para empezar me parece mal que haya tenido que dejar el golf, o sea su trabajo), por ésto, porque el seño es un jeta, (con la cara de tonto que tiene), pero eso me parece excesivo.

Lo que más gracia me ha hecho son unas declaraciones suyas en que decía que le habí apuesto los cuernos a su mujer "porque su relación era muy aburrida, iban siempre al cine, a cenar a los mismos restaurantes, etc"..por favor..y qué coño hacemos los demás!!..muchas veces ni eso.

Lo mejor es su solución al problema "me tiro todo lo que se mueve en vez de buscar nuevos restaurantes" jaja...alucinante.

Besos!

hitlodeo dijo...

Hola Simone:
supongo que lo de dejar el golf tendrá algo que ver con la pensión que le tendrá que pasar a su mujer. Así que seguro que vuelve a jugar cuando esto acabe.
Ahora, no había oido esas declaraciones que mencionas. Ayer no echaban nada en la tele y me aburría mucho. ¿Podía salir a la calle a cepillarme a la primera que me gustara?
Besos Simone

Sebastián Puig dijo...

Jejeje, bueno... me voy al temita :-D

Clinton the best dijo...

"La jodienda no tiene enmienda" es una de las pocas y precaras verdades que me han sido reveladas.
Recuerdo una marinera que en el sollado de popa se dedicaba a interpretar duos, trios y cuartetos en su dominio del clarinete, según contaba el Páter.
Petons

Bill dijo...

Preclaras

Que me pilla Hillary dijo...

Recuerdo a una marinera

hitlodeo dijo...

No me lo creo Sebas. No es viernes. No tienes ninguna posibilidad.
:))

hitlodeo dijo...

Tras una ruptura conyugal debida a unos escarceos amorosos (cuernos), todos se preguntaban porqué se había liado con otra si estaba encantado con su mujer y su niño.
Un viejo lobo de mar aclaró la situación con la frase: "la jodienda no tiene enmienda", y se me quedó grabada.
Por cierto Bill, recordando a la marinera se te nubla la vista y se te escapan las letras.
¡Ah, la música de viento!
Petons

JuanRa Diablo dijo...

Jajajaja. Oye, TODA la razón! Y jamás me había parado a pensar que fuera una salida airosa, todo una táctica para quedar bien ante el mundo.
Claro, tanto el Douglas como el Clinton no podían decir: "Pues sí, qué quieren, me puse cachondo y..." Diciendo que sufren adicción sexual a lo mejor hasta pensamos "Pobre hombre, que no se puede controlar..."

Muy bueno, les has dejado con el culo al aire... XD

hitlodeo dijo...

Si JuanRa. Y el mejor es Clinton que a la vez despachaba asuntos de Estado por teléfono. Mi ídolo es sin duda don Relaciones Impropias. Un maestro.
:D