domingo, 16 de junio de 2013

POLLO EN SALSA CON PRINCESA


Hoy toca una nueva receta, "Pollo en salsa", y no estamos hablando de un tío que se encuentre a gusto entre varias modelos, eso solo ocurre en los sueños. Hablamos de cocina, y esta vez con una invitada especialísima: mi princesa.

Hace unos días me pidió que esperara para hacer la cena y así la hacía conmigo. Ese día le enseñe a hacer filete empanado, y le salieron de escándalo.

El jueves me preguntó si me podía ayudar a hacer la comida, y esperé a que terminara de estudiar para hacerla juntos. Además elegí una receta al azar de un libro de cocina: "pollo en salsa".

Los ingredientes son:

1 pollo troceado
3 trozos de miga de pan de unos 3 cm de ancho, sin corteza (preferiblemente del día anterior)
1 diente de ajo pelado
1 cebolla mediana
2 ramitas de perejil
Perejil picado
1 cucharada, de las de café, de tomillo
1 sobrecito de colorante alimentario (o un pellizco de azafrán)
1 vaso, de los de vino, de vino blanco
Aceite
Agua
Sal

Siguiendo mi estilo científico de cocina desplegamos todos los elementos químicos, digo los ingredientes, en la mesa.




Ponemos un poco de aceite en una cazuela. No mucho.




Freímos el pollo por tandas, salándolo un poco al retirarlo. Y lo reservamos.






En el mismo aceite pochamos (domino el lenguaje cocinillas) la cebolla, que previamente hemos pelado y picado.

Una vez dorada la reservamos en un mortero, de los de cocina. Lo aclaro por si lee esto Schwarzenegger.




Freímos la miga de pan y la reservamos también en el mortero.




Con el diente de ajo hacemos lo mismo que con la miga de pan.




Añadimos el perejil y el colorante (o el azafrán) y machacamos la mezcla. No, no insistas Schwarzy, lo de machacar no va por ahí.





¡Pedazo de ayudante, eh!

Volvemos a poner el pollo en la cazuela, lo rociamos con el vaso de vino, le añadimos la mezcla del mortero ayudándonos con agua para que caiga todo. Espolvoreamos las hierbas aromáticas, y añadimos agua para que justo cubra el pollo, o un poco menos. Echamos un poco de sal y revolvemos la poción, esto..., revolvemos todo, y lo dejamos cocer a fuego mediano unos 30 minutos.




 


Finalmente ponemos el pollo con la salsa en una fuente, espolvoreamos el perejil picado y ¡Tachan!

Un delicioso pollo en salsa cocinado a dos manos por mi princesa y yo. Y sin tantos gritos como hay en Masterchef. Aquí animamos y damos confianza.






Y no podía faltar un vídeo resumen.

video






2 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

Más que Pollo en salsa con Princesa en adelante debes llamarlo Pollo en salsa a la Princesa, porque reconoce que hay ayudas que merecen títulos nobiliarios y culinarios.

Seguro que salió muy rico. Espero que antes que a Schwarzenegger me invites a mi :D

hitlodeo dijo...

Salió de vicio. La verdad es que sin la ayuda de la Princesa no habría salido ni la mitad de bien.

Por supuesto que antes que Schwarzenegger te invitaré a ti. No es mal tío, pero te deja la casa hecha unos zorros. :D