lunes, 31 de octubre de 2016

CREMA DE CALABAZA DE LA IAIA. JALOGÜÍN.

Hoy se celebra Halloween, Jalogüín en español castizo. Es el día en que niños, y adultos, se disfrazan y van de puerta en puerta pidiendo caramelos, tirando huevos y recibiendo sustos programados por los juerguistas progenitores. Es una fiesta donde disfrutan todos. Bueno algunos lloran, depende del susto. Los niños pequeños son muy asustadizos, y los mayores también, no creáis que no. Tengo un amigo que se desmayó cuando le dijo su novia que estaba embarazada. Unas risas nos echamos. Tres stents le pusieron.

En este día se ven infinidad de calabazas vacías, con forma de cabezas fantasmales. El resto del año se ven infinidad de cabezas vacías de fantasmas a los que les dan calabazas. Cosas de la vida. El caso es que los padres se afanan vaciando las susodichas hortalizas, se pegan un trabajazo de escándalo, porque no es tan fácil vaciar las calabazas, y al final suelen tirar la pulpa extraída. Con lo rica que está.

Pues vamos a darles una alternativa a estos sufridos padres, de la mano de una receta que aún me prepara mi madre cuando estoy malo. Ya que pasan el trabajo que lo disfruten también. Os aseguro que esta crema está de miedo.

Necesitaréis:

1 Calabacín (no muy grande)
½ Kg de pulpa de calabaza
1 Puerro
1 Quesito el caserío (o similar)
Pimienta
Sal
Aceite






Ponemos un poco de agua en una cacerola. No mucha.





Cogemos solo la parte blanca del puerro.




Pelamos y troceamos el calabacín.





Troceamos la pulpa de la calabaza si la hemos comprado entera.





Metemos todos los ingredientes en la cazuela.






Le agregamos sal, poca para poder rectificar, una cucharada de aceite y una vuelta de molinillo de pimienta.







Lo dejamos cocer hasta que la calabaza este blanda. Entre 20 minutos y media hora.





Apagamos el fuego y le añadimos el quesito.





Lo pasamos por la minipimer.







Como truco, si le habéis puesto mucha agua y os queda muy líquido, una vez triturado volver a ponerla en el fuego destapada para que se evapore el exceso de agua y coja consistencia.

Ahora podéis ajustar la sal.

Lo podéis adornar con virutas de jamón y picatostes, o con cebolla frita crujiente, o comérosla tal cual. Está buenísima.

Aquí os dejo la que me salió a mí, que duró segundos.








A disfrutar de un plato de terroríficamente bueno en Jalogüin.





6 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

¡Yo también lo llamo "jalogüin", jeje!
Esa crema de calabaza de tu iaia debe saber espectacular, mucho "truco" tiene, o por lo menos uno, el calabacín, hermano pequeño de la calabaza ¿no? porque yo la conozco, la receta no a la calabaza ni a tu señora iaia, sin el pequeño de la familia.
Alavo tu gusto por lo tradicional, que tanta tontería americana no deje en el olvido nuestras costumbres, como la castañada y degustar la calabaza así, con jamón del bueno :)
Muchos besos ¡y cuidadín con los sustos!

Sí es lo que parece dijo...

Uhmmmm qué buena pinta. He tomado buena nota y más ahora que tengo que comer verduras a tutiplen :)

Por cierto totalmente de acuerdo contigo en lo de las cabezas vacías jajaja

hitlodeo dijo...

La verdad es que la receta de la crema de calabaza me encanta. Y me encanta que me la traiga mi madre cuando estoy malo, me sabe mejor. Los cuidados y recetas de las madres no deben olvidarse ni perderse.

Lo del jamón ha sido incorporación mía, y le da un toque interesante por el contraste salado.

No me miraré al espejo para no asustarme.

Besos Montse.

hitlodeo dijo...

Hola Mariola. Las verduras están muy ricas, y esta receta es muy sana a la par que muy fácil de hacer.

Déjate mimar y que te la preparen. Te lo mereces.

Sí. Lo de las cabezas vacías no acabará nunca. Yo por lo menos la tengo vacía porque soy Homersiano, pero otros ni siquiera tienen esa excusa. XD

Muchos besos

JuanRa Diablo dijo...

Yo vengo a Jalogüín pasao, pero las ganas de una buena crema de calabaza no se pasa nunca.
Y tu forma de explicar los platos me gusta. Llegará el día que publiques Las recetas de Hitlodeo (con H de Homer Hambriento) :D

hitlodeo dijo...

De eso se trata JuanRa, de que sean fácilmente entendibles.

Buen título, ja ja ja. También podría ser: La cocina de Homer, un hombre sin cerebro. Ja ja ja

¡Viva Homer!