domingo, 18 de octubre de 2015

KILÓMETROS DE VERANO

Una de mis aficiones veraniegas es patearme los montes, tanto en Galicia como en Levante. Y cuando no hay montes cerca recorro las llanuras.

Perderme por los caminos, alcanzar la cima de los montes, descubrir cruces, paisajes, animales, y todo lo que la naturaleza o la mano del hombre han colocado en esos caminos, senderos o bosques, es uno de los alicientes del verano. Por supuesto, también me gustan las visitas culturales, y las excursiones en grupo que acaban con comelladas dignas de la época medieval.

Este año he recorrido muchos kilómetros, casi 176, y he visto las cavas donde antiguamente se depositaba la nieve en invierno y se prensaba con mazos, para tener hielo en verano, y la cueva del Parpalló que fue ocupada por humanos en el paleolítico superior, que está catalogada como bien de interés cultural y que está en proceso de revisión por la UNESCO para ser declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad. También he localizado restos de la Guerra Civil española, he vuelto a subir al Paralaia y al Xaxán. En resumen, con rodillera por mi lesión de rodilla, he conseguido disfrutar como un niño de mi afición. Espero poder seguir haciéndolo el año que viene.

Os dejo un vídeo de mis andanzas veraniegas. espero que os guste.












8 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

Válagame el cielo, caballero Don Hit, las andanzas veraniegas que ha hecho vuestra merced visitando los campos, las cruces, las cuevas, atravesando senderos al compás del cántico de las aves y surcando ríos de aguas cantarinas!
¿No ha habido sosiego para un caballero maltrecho? es de mi parecer, estimado caballero andante, que tantas leguas de camino bien merecían unos suculentos manjares que le dieran ánimo en sus andaduras por esas hermosas tierras gallegas.
Me satisface que haya quedado bien servido en estas aventuras y como ya dije una vez, el andar tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos.
Un abrazo, caballero.

hitlodeo dijo...

Mi querida dama doña Montse,

Gracias por tan grandes halagos y lisonjas. Este maltrecho caballero de ortopédica rodilla ha recorrido mucho camino, sin embargo está deseoso del regreso del buen tiempo para acometer nuevas aventuras, y descubrir nuevas rutas, del mismo modo a como vuesa merced hace cuando nos obsequia con esas giras guiadas por Cataluña o Canarias.

Como se ve en las fotos he probado algún que otro suculento manjar de más. Soy un hombre débil. XD

Besos, bella dama.

Anónimo dijo...


Gracias por hacernos sentir como Moro y Pedro Egido cuando Hythloday relataba sus andanzas y descubrimientos.
Muchas felicidades! y que lo sigas disfrutando. Aunque a veces no pueda evitar la inquietud de esas horas en las que te pierdes en solitario.
Ya sabes...Como envejecer es inevitable pero madurar es opcional, diviértete todo lo que quieras, pero no demasiado, estas en edad vulnerable.

JuanRa Diablo dijo...

No puedo coincidir más en ese entusiasmo que describes al principio. Tanto en lo de los largos paseos como en las grandes "comelladas" :D Incluso me ha sorprendido la coincidencia de la rodilla porque yo también la tengo algo chunga (¿no será la izquierda también?)

Pero muy obsesionado te veo en alcanzar cruces, ¡en eso ya no puedo coincidir!

Muy chulo el video, y sus músicas y lluvias.

Mientras el cuerpo nos aguante... run to the hills!! :D

hitlodeo dijo...

Anónima no desconocida. Gracias por la felicitación.
Lo de perderme en solitario es una afición que tengo, y que disfruto ciertamente, pero que no es ley, siempre admito compañía en estas aventuras, pero no obligaré a nadie a hacer algo que no le guste.
Envejecer es inevitable, cierto, pero madurar,..., de eso mejor paso.

Besos

hitlodeo dijo...

Sabía que te gustaría JuanRa. Tú también eres un trotamundos como yo.

Lo de la rodilla ya es casualidad. La mía también es la izquierda. Me puedes ver en el vídeo con la rodillera puesta.

Mientras el cuerpo aguante seguiremos echándonos al monte. XD

Adelaida dijo...

Perderse en Solitario, hasta suena poético.

hitlodeo dijo...

Poético, tranquilo y emocionante. Y además me ayuda a bajar barriga Adelaida.

Gracias por tu visita