miércoles, 20 de marzo de 2013

FALLAS 2013. MI PRIMERA VEZ.

Para ser mi primera experiencia en las Fallas de Valencia, y haberlas visitado en tiempo récord, una tarde, he de reconocer que me lo he pasado muy bien.

La gente se lanza a la calle, hay procesiones, petardos por todas partes, el suelo está alfombrado de latas de cerveza,..., pero todos se lo pasan en grande.

Aunque lo mejor, y lo imposible de ver entero, son las fallas. Esas creaciones efímeras que reflejan desde unos monumentos preciosos hasta unas obras satíricas de lo más hirientes y picantes. Estas últimas son las que más me gustan, me hacen reír.

Os voy a poner a continuación una recopilación de fotos de tres de las fallas que más me gustaron (de las que llegué a ver).

La primera me gustó porque es una verdadera obra de arte. Bueno, la chavala no está nada mal, pero no ha tenido nada que ver en la elección.








La siguiente es la que más me gustó. Está repleta de detalles, y casi todos tratando con ironía temas de actualidad. La imaginación al poder. Un 10 para esta Falla.







Aquí vemos a la niña de Rajoy.





El cartel del Principito no tiene desperdicio: elefante, Urdangarín con pasta en ambas manos,...







Los Airgam Boys, digo Ahívan Boys.




La escuela Alemana de Merkel.






La familia real española del Siglo XX. (Nótese que real está escrito con minúsculas).




Y está tercera Falla que también tenía alguna que otra coña: la folklórica Rajoy, Arthur Mas, la fuga de cerebros de Wert y Nacho Vidal.









Espero que el resumen os haya gustado. Os añado un vídeo con más Fallas. Seguro que si lo veis con unas cervezas y tiráis unos cohetes os podéis hacer a la idea de que estáis en Valencia.





 

4 comentarios:

Portorosa dijo...

Creo que nunca iría ex profeso a Valencia por las fallas, pero la verdad es que deben de ser buenísimas, en realidad. Aquí lo parecen.

Un abrazo.

hitlodeo dijo...

Mi escapada a Valencia ha sido fruto de mi recién adquirida doble nacionalidad. Nos hemos metido en un pequeño piso en la costa, a unos 60 km de Valencia. Así que hemos aprovechado el puente y nos hemos desplazado hasta las Fallas.
Es una experiencia muy buena, un ambiente excelente, y unos monumentos fugaces preciosos y muy graciosos, aunque también es agotador. Pero merece la pena. Eso sí, cuanto más de noche más gente hay por la calle.
Un abrazo Porto.

JuanRa Diablo dijo...

Jo, macho, en cuestión de hacer viajes eres un dicho y hecho. No te lo piensas. Claro, así sí se ve mundo.

Yo conozco solo las hogueras de Alicante, que tampoco están mal, pero no tienen la magnificencia de las fallas de Valencia, una festividad que como dijo un sabio (y fotógrafo): NO FALLA ;)

He podido observar los detalles ampliando las fotos y verdaderamente es increíble lo originales que son y lo perfectamente bien hechas que están.
Como diablo deberían contratarme para pegarles fuego a todas.

Un abrazo



hitlodeo dijo...

JuanRa:

Iba a proponerte como quemador emérito, pero no es posible porque sigues en el cargo de Diablo, así que te propondré como quemador oficial.