martes, 28 de octubre de 2008

La curiosidad mató al gato

Estaba leyendo el periódico con total indolencia cuando el primer párrafo del desarrollo de una noticia me llamó la atención: "Una persona de color con deambulación sospechosa mirando a todos lados y utilizando frecuentemente el móvil. Ésta es una de las incidencias que han registrado las cámaras del eje Montera Ballesta en estos ocho meses de andadura". No acertaba a comprender cómo se podía redactar tan mal una noticia, o acaso había leído mal. Así que acerqué la cabeza al periódico para leer de nuevo y salir de dudas pero, por un mal apoyo de las manos, resbalé, cayendo sobre el asfalto de la foto de la calle Montera. Tardé algo en asumir lo sucedido, pero una vez sobrepuesto a mi inicial perplejidad, opté por salir de la foto trepando por los peldaños de la columna periodística que al girarse sobre si misma, al más puro estilo de las escalas de gato, me arrojó a la siguiente página sobre el anuncio de una clínica de estética donde una señorita descabezada enseñaba un pecho perfecto. Incómodo giré la cabeza en un acto reflejo y me encontré con el lema: "puedes con todo lo que te propongas". Agradecí a la Comunidad de Madrid sus palabras de ánimo, pero me despedí cortesmente de la mujer sin cabeza del pecho perfecto y me zambullí en la página 51, saliendo a respirar entre las ondas del perdón del FMI hacia un tal Strauss-Khan por su relación con una subordinada. Me pareció una zona engañosa,de sólo aparente tranquilidad, y no me equivoqué, las corrientes del tramo económico del diario me arrastraron hacia aguas más turbias. Manoteaba tratando de mantenerme a flote, mientras me salpicaban oleadas de maduritas, orientales, agencias, masajes,... hasta que al fin un remanso me permitió respirar hondo. Gran error. El olor de la densa superficie en la que "Madonna fijaba el sexo con Ritchie en su agenda" me produjo unas arcadas terribles. Por suerte, los espasmos del vómito me hicieron caer sobre el sofá. Tiré el periódico lejos y me fui a la ducha.

4 comentarios:

Guanarteme dijo...

No esta nada mal. Enhorabuena por tu nueva bitácora. Prefiero usar el término bitácora al de blog, puesto que éste último palabro me hace recordar la dura diatriba de mi admirado José Pablo Feinmann: "En la Argentina no hay pelotudo que no tenga un blog".
No es tu caso, afortunadamente.
Petons.

hitlodeo dijo...

Gracias Guanarteme.
Sin lugar a dudas bitácora me gusta más. Es como correo y email. Y suena más marinero.

Anónimo dijo...

"Suena más marinero, suena más marinero.."
Me recuerdas al Cousin, cuando de aspirante de 1º en una visita a no se que barco, se puso un casco gris y sentenció: "Me siento más operativo"

hitlodeo dijo...

Vale, canario de adopción. Me quito el casco gris, aunque creo que me daba un aire interesante.
La verdad es que la edad me está afectando.Por ejemplo, cuando entro a comprar unas botas a una zapatería pido unos borceguís. ¿Qué nos hicieron que está aflorando ahora?
En la película "Teoría de la Conspiración", los asesinos creados por la C.I.A. tenían el impulso irreprimible de comprar el libro "El guardián entre el centeno". Yo tengo cuatro ejemplares del "L.O.R.I." en mi mesilla de noche. No sé, no sé...