viernes, 13 de febrero de 2015

GAZPACHO DE LA IAIA

Cada año por diciembre y enero solemos escuchar en los Telediarios la frase: "Este año el verano se ha extendido hasta el otoño. Hemos tenido unas temperaturas que no se habían dado en los últimos cincuenta años. El invierno promete ser muy suave." Y en febrero hace un frío que no es que el grajo vuele bajo, es que se metamorfosea en topo.
 
Mucho habría que hablar sobre la evolución de las especies a lo largo del año, algunas migran hacia lugares más cálidos, los osos se pegan una sobada de meses cual Homer Simpson o un servidor, de hecho creo que yo serviría para astronauta, podría permanecer hibernado durmiendo varios millones de años, eso sí, con un gotero de torreznos y cerveza enchufado en vena. Pero ¿qué ocurre con los animalitos que no pueden migrar y no son capaces de conciliar el sueño? Estoy convencido de que evolucionan, se transforman en otros seres vivos. Nosotros pensamos que son diferentes especies, pero en realidad son adaptaciones a las estaciones. Por ejemplo, las ovejas, los perros, los gatos, se cubren de pelo en invierno y lo sueltan en verano. Bueno, las ovejas a la fuerza, el resto lo deja por ahí tirado. Sin embargo, ¿alguien ve águilas en invierno? Porque en primavera y verano se ven, pero en invierno se transforman, como los Autobots. Las águilas se convierten en tigres blancos, en lobos, en linces,..., dependiendo de la zona geográfica del Planeta en que nos encontremos. La prueba es que últimamente en invierno hay más ataques de lobos a las reses de los ganaderos. ¡Claro, es que hay más! 
 
Lo sé, el mundo desaprovecha este cerebro que Dios me ha dado. No os preocupéis, le pasa a todos los grandes. Años después de mi muerte alguien leerá estos posts y mi nombre figurará entre los Genios del mundo contemporáneo.
 
¡Sí. Me he tomado la medicación!
 
Perdón era mi mujer recordándome algo que tenía que hacer.
 
Aunque también hay animales que subsisten todo el año, y a los que ha estresado el ser humano. Es el caso de las hormigas. Antiguamente, las hormigas trabajaban en primavera y verano para poder pasar el otoño y el invierno sin penurias y calentitas en el hormiguero. Pero ahora, como tenemos calefacción en todas las casas, ésta ha conseguido que las hormigas trabajen recolectando miguitas durante todo el año, en verano al aire libre, y en invierno en nuestras casas. Empiezo a pensar que es el siguiente paso en la evolución de la vida en la Tierra. Un cataclismo se llevó a la población de dinosaurios y quedamos los hombres, que éramos más pequeños y organizamos el mundo a nuestra manera. Ahora somos nosotros los que superpoblamos el Planeta y nos matamos en guerras estúpidas, hasta que llegue el gran pedo que nos extinguirá a todos, y al que sobrevivirán animales más pequeños. Las hormigas dominarán el mundo. Serán la evolución de los seres humanos. Trabajarán en todas las estaciones, y las cigarras vivirán felices puesto que no tendrán por qué pasar frío ni hambre nunca. ¡Hala, ya nos hemos cargado el cuento!
 
¿Qué ocurre? Me debe haber hecho efecto la medicación ¿Qué es esto que he escrito? No tiene ningún sentido. No entiendo nada. Menudo gazpacho de ideas. Hablando de Gazpacho, mi madre hace uno buenísimo. Os voy a contar como se hace.
 
Necesitaréis:
 
2 Kilos de tomates
2 Pimientos verdes de freír
1 Pepino
3 o 4 Dientes de ajo
Comino
Aceite
Vinagre
Sal
 
 
 
 



Cortamos el tomate, el pepino (pelado) y el pimiento en trozos.




 
 
Picamos el ajo, y lo ponemos en el mortero junto con 4 cucharadas de aceite de oliva virgen, 2 cucharadas de vinagre, una cucharada de café rasa de comino (no más que da mucho sabor) y un pellizco de sal.
 







Majamos la mezcla con la mano del mortero, hasta que estén más o menos deshechos los ingredientes.







 
A continuación pasamos por la batidora, o licuamos en un vaso triturador, los trozos de tomate, pepino y pimiento






Y cuando tengamos el vaso de la batidora lleno, vaciamos parte de este, dejando siempre un culín para que cueste menos triturar la siguiente remesa, en el Chino, para filtrar algo los pellejos. Por supuesto el Chino debe estar encima del recipiente donde vais a guardar el gazpacho, sino os lo vais a tener que tomar con una bayeta, y no sabe igual.
 









 
Antes de proceder a triturar la segunda remesa de hortalizas, volcamos el contenido del mortero en el Chino, encima de la primera entrega de gazpacho, y le damos vueltas para que vaya cayendo todo y mezclándose a la vez.
 



 
 
 
Continuamos triturando y volcando en el Chino hasta que agotemos las hortalizas.
 
Finalmente llenamos el vaso de la minipimer con algo de agua para que caigan todos los restos que le hayan quedado pegados en el Chino.
 
Probamos el resultado y le añadimos más sal, aceite o vinagre, hasta que alcance el toque que más nos guste.
 
Seguidamente lo introducimos en la nevera unas horas, y listo para beber.
 
Cuidado con pasarse con la sal o el vinagre al final, porque al enfriarse se potencia el sabor de estos ingredientes.
 



 
 
 
Ahí tenéis varios litros de gazpacho listos para consumir. Y no solo es comida de verano. Evoluciona en las casas y se puede tomar en invierno.
 
 
Os dejo. Tengo que tomarme la pastilla otra vez.
 
 
 
 


9 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

No te tomes la medicación, Hitlodeo, sin ella discurres la mar de bien. Tu artículo parece uno de la revista "Muy interesante" sobre la evolución de la especie, aunque por si no los sabes, los insectos sobrevivieron a la desaparición de los dinosaurios y de otras especies animales, son antiquísimos.
Tu teoría no es descabellada, me refiero al gazpacho de la iaia, para tomar en invierno ¡qué buena idea! y además de rico con muchas vitaminas.
Un besito.

hitlodeo dijo...

¿Muy Interesante? No sé si se parece más a algún diálogo de alguien voló sobre el nido del cuco. XD

Besos Montse

JuanRa Diablo dijo...

Con semejante piscina de gazpacho tienes para beber y pastillear una buena temporada. Pero estoy con Montse, pasa de medicación porque no podemos alterar tus teorías con productos químicos, las necesitamos en su más puro estado hitlodeiano.

Yo tengo una trituradora y me lo paso pipa desmenuzando alimentos variados para el desayuno. Es algo nutritivo y muy vitamínico, pero cuando lo cuento... a mi si que me miran como si fuera un loco de los del nido del cuco, jaja

JuanRa Diablo dijo...

Por cierto, que me acuerdo ahora que lo conté en el blog.
Se puede decir que yo he publicado también una receta!!

http://miescribania.blogspot.com.es/2012/03/trolas-la-verdad-por-delante.html

hitlodeo dijo...

Cierto. He visto tu receta, y aunque la mezcla de ingredientes parece extraña, puede estar buena. Debo probar tu plato triturado. Y lleva chocolate. ¿Chocolateeeeeeeee!

JuanRa Diablo dijo...

Ni nuevas recetas, ni largas caminatas... ¿qué pasa, Hit? ¿Mucha faena?

hitlodeo dijo...

Mucho lío JuanRa. En el trabajo y fuera de él. Tengo que conseguir liberarme de algo de trabajo, aunque por ahora va a ser difícil.

De todas formas creo que no está lejos el final del túnel. Pero no te preocupes, no iré hacia la luz, iré hacia las tinieblas. Jajaja

JuanRa Diablo dijo...

Muy bien, vence esa tentación del final de los túneles y sigue el buen camino, jajaja

hitlodeo dijo...

Jajaja. Sí. Me debes una caldera con vistas al Averno.