viernes, 19 de septiembre de 2014

CALDERA DE BERENJENA

Verano es el paraíso, tus cervecitas frías en la playa, tus mojitos, tus gintonics, tus whiskitos, tu paellita, tu marisquito, tus calamares, tu licor café, tu Estrella de Galicia, tus clochinas,... Pero de repente llega el demonio, te arrebata del paraíso y, como en las películas catastrofistas, instala el infierno en la Tierra. Que sí, que lo he visto en El Motorista Fantasma, en ese pueblo llamado San Venganza, o en El Fin de los Días, donde el Diablo monta el Apocalipsis para enrollarse con una tía, le saldría más barato invitarla a cenar, o en Constantin, donde convierten en demonio, y de identidad sexual indefinida, al Arcángel Gabriel.
 
Como digo, Satanás te arrebata del Edén, y eso que yo no pruebo las manzanas, y te somete al suplicio eterno, que abarca desde septiembre a junio o julio, según los casos. Demasiado castigo para el común de los mortales.
 
En estas cavilaciones y sufrimientos me encontraba cuando me encontré de nuevo con la rutina de preparar de nuevo la comida diaria de mis vástagos, y como una inspiración maléfica apareció ante mi esta receta. Dante la habría incluido en su Divina Comedia. Las Calderas de Pedro Botero daban paso en mi mente a las calderas de berenjenas.
 
Ya sabéis, hemos venido a este mundo a sufrir, aunque las penas con pan son menos.
 
 
Necesitaréis:
 
2 Pechugas de pollo
2 Berenjenas pequeñas
Champiñones
1 Cebolla mediana
1 Diente de ajo
1 Paquete de mozzarella rallada
Vino blanco
Tomillo
Pimienta
Sal
Aceite
 

 
 


 
 


Cortamos las berenjenas dejando la base más o menos alta.


 
 
Hacemos unas incisiones en forma de cuadrados en la base de las berenjenas..





Picamos el ajo, la cebolla y la pechuga de pollo.









Salpimentamos la pechuga. La de pollo, no vayamos a liarla.







Precalentamos el horno a 180º unos diez minutos, y horneamos las bases de las berenjenas durante 20 minutos.






Dejamos que se enfríen un poco y extraemos la pulpa de las berenjenas sin romper la base.




 





Ponemos aceite a calentar en una sartén.






Ponemos el ajo a dorar.






 
Añadimos la cebolla.





Agregamos la pechuga.





 
 
Cuando la pechuga comience a dorarse añadimos el vino y lo dejamos reducir.
 





Agregamos el tomillo.






 
 
Incorporamos los champiñones.
 
 
 




Añadimos la pulpa de las berenjenas.






Salpimentamos y rehogamos 5 minutos, y estraemos el resultado.









Rellenamos las bases con nuestra mezcla de pollo, berenjenas y champiñones.






Ponemos un poco de queso rallado o en polvo encima de cada berenjena.







 
Las horneamos unos 15 minutos y las colocamos en un plato.

Podemos adornarlas con unas patatas fritas y Ketchup para conseguir el aspecto de una caldera infernal. ¡Ah! Pedro Botero estaría contento de la publicidad.




 
 
 
Aquí está, una réplica a escala de la que tengo apalabrada en el infierno.
 
 



 


4 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

Muy buena esta receta de berenjenas a lo "Pedro Botero" ¡me encanta tu originalidad!
No sé, pero pienso que nuestro amigo común diablillo, ese que siempre está inventando juegos para hacernos calentar las neuronas a la temperatura del mismísimo infierno (ya sabes a quién me refiero, jiji), nos está contagiando a unos cuantos. Tú con tus berenjenas en caldera, yo tomando fotos por la ciudad en una diablura que estoy maquinando.
Ya veremos como acaba todo esto...
Besitos.

hitlodeo dijo...

Sí, nuestro amigo común nos lleva por el mal camino. Seguro que su jefe se alegrará.
Estaré pendiente de esa diablura tuya. Seguro que es muy interesante.
Besos

JuanRa Diablo dijo...

Pero qué tarde llego a lo que considero todo un homenaje, porque ese resultado final es exactamente el que veo en mi paisaje diario: fuego y calderas.

Orgulloso estoy de tu inventiva a la hora de inspirarte en los infiernos de Dante, Botero y JuanRa, pero aunque esto te da muchos puntos a mis ojos (y los de mi Jefe), no te vayas a creer que aqui te haremos de comer platos tan ricos.
Tendrás que salpimentarte tú mismo la pechuga (y esta vez no la de pollo) xDD

Aprovecho para saludar a Montse, que se me está haciendo una pecadora de tomo y lomo :p

hitlodeo dijo...

¡Yuju! Voy a poder cocinarme en el infierno. Me hará falta un poco de tomillo. Consíguemelo y te dejare probar mi receta eterna.
:S