domingo, 16 de diciembre de 2012

EN TIERRAS ALICANTINAS. POR LOS DOMINIOS DEL DIABLO.

Desde que leí el Post de JuanRa "TRANSCURRE AGOSTO" supe que visitaría el pueblo que en el describía. Y el pasado puente de diciembre allí me planté con la familia. Aunque fue difícil arrancarlos de casa para llevarlos a visitar un pueblo del interior (ya verás lo que cuesta moverlos según crecen JuanRa, la adolescencia es la leche), al final se volvieron encantados.

Guadalest, que es el pueblo en cuestión es una maravilla, se encuentra en el monte, con unas vistas preciosas, tan incrustado en la roca que calles y casas la respetan como pared.

La subida la hicimos por la serpenteante carretera de La Callosa, y la vuelta, a sugerencia de una amable nativa, por la de La Nucia.

El pueblo y sus vistas son preciosos, y la visita a la Casa Orduña que te da acceso al castillo te deja un buen sabor de boca y ciertas imágenes dignas de un blog repleto de chorradas como éste. Una de estas imágenes es un retrete de la época encastrado en un sillón. Vamos que ya sé porque le llaman trono.

Para que os hagáis una idea de la belleza del paisaje y de sus agrestes montañas acompaño esta foto panorámica.






Pero para que os enganchéis como yo, y os entre el gusanillo de visitarlo os dejo un vídeo con algunas imágenes sueltas.



video



Y por que no confesarse un poco, si entre la letra de la canción se encuentran grandes verdades sobre mi:
"Soy cantor, soy embustero, me gusta el juego y el vino, tengo alma de marinero. Qué le voy a hacer si yo, nací en el mediterráneo".

Gracias JuanRA.




2 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

Eyy, qué tarde he llegado aquí, ¡y qué sorpresa me he llevado!

Me alegro un montón de haberte impulsado a ti y tu familia a ese viaje, Hit. Creo que no se equivoca uno en recomendar Guadalest a quien sea, porque no decepciona nunca, ¿verdad?
Tengo entendido que es el tercer pueblo más visitado de España.

Además veo que le sacásteis mucho jugo, jeje
No sé si veríais un museo de casas en miniatura que incluía un belen gigante. El artista de todo ello es casualmente un yeclano, Antonio Marco.

Y bueno, amigo embustero y bebedor, de momento no te recomiendo más viajes (aunque en breve quiero hablar de otro) porque el arrastrar niños me da bastante pereza (no me agobies recordando que de adolescentes es peor, hombre!)

Un abrazo desde los dominios del diablo xD


hitlodeo dijo...

Ciertamente Guadalest no decepciona. Es más, me dan ganas de pasar toda una tarde sentado viendo el paisaje.

Espero ansioso tu próxima recomendación. Y si está en mi mano y al alcance de mi coche, allí estaré.