lunes, 31 de agosto de 2009

Clases de jardinería. Estudios de campo

En mi pequeño (diminuto) huerto, en una de las macetas de los tomates cherry, he podido constatar la evidencia de que existen tomates machos y tomates hembra. La prueba científica la adjunto en el vídeo de abajo, aunque sé que no me nominarán a los premios Príncipe de Asturias por pura envidia.
Por cierto, mañana a trabajar. No quedan más cojones (ni días de vacaciones).


video

4 comentarios:

molinos dijo...

¿ Y hay diferencia en el sabor? le voy a preguntar al ingeniero. Serías su envidía con ese mini huerto.

hitlodeo dijo...

Mañana te lo digo. Todavía está en la planta. Así que mañana lo pruebo, y se lo doy a probar a mi santa, por si acaso produce diferente efecto en hombres y mujeres.
A ver si he descubierto el tomate afrodisiaco.

hitlodeo dijo...

Ya ha sido catado el tomate Moli, sabe igual que los demás, y no he notado ningún efecto adverso.
Seguiré observando por si me vuelvo un supermacho ibérico, o por si me dá por salir en alguna carroza del "orgullo gay"

molinos dijo...

Bien, bien....