viernes, 9 de enero de 2009

Las aventuras de Larry Lank. Nevando y otras cosas


Hoy ha sido un día de nieve en Madrid, y en muchas otras partes, pero en mi universo finito la nieve afectó a Madrid, y a traición. Ningún meteorólogo acertó con la previsión, como cuando era pequeño pero con TDT. Como cada año cuando se dan estos fenómenos meteorológicos, el partido político de la oposición acusa al del Gobierno de inutilidad e imprevisión, y los medios de comunicación magnifican los efectos, atascos, accidentes, ... A mi me ha tocado recorrer en coche la A6, y tras el inicio que se ve en la foto, una vez superada la incorporación de la M30, la carretera estaba en perfecto estado, no había atasco y los coches circulaban a velocidades que se encontraban en la horquilla (usando el término de comunicación electoral) de 100-140 Km/h. Sin embargo, si sólo pongo la foto y no aclaro la pequeña duración del atasco, cualquiera habría sacado la conclusión de que la A6 estaba totalmente colapsada.


Por otro lado se da por cerrado el período navideño 2008-2009, que comenzó con el subidón de la definición de futurible (futuro posible) de un curso de prospectiva, del que salí dispuesto a cambiar el mundo después de oir que el Cartesianismo había muerto, que el futuro hay que diseñarlo en el presente, analizando las opciones posibles y sus resultados, y tomando aquellas que nos conduzcan al término deseado. En la acera de enfrente del edificio académico la realidad se imponía y Descartes resucitaba. Bajo el soportal de unos grandes almacenes que acababan de cerrar, un individuo sin nociones de arquitectura (o sí, quién sabe), edificaba su vivienda reciclando cartón. En ese momento recordé que hay un Pocero Bueno, y otro aún mejor. También recordé a Ramón Tosas ¡Ntchs! Si no hubiera dejado el tabaco me habría echado un truja.


Pero no todo es triste, diez pasos de Princesa más abajo, respetando un semáforo por aquello de ser bueno en Navidad, escuché la siguiente conversación entre dos chicas de unos dieciocho, o así:


- ¡Qué vayamos a una fiesta de 180 euros! - decía una de ellas - Para eso lleno el local de putas y aún ahorro pasta. Total estos sólo van a pillar.


Las lágrimas se me saltaron de la emoción. Todavía hay gente joven con visión empresarial. Emprendedores. Tanto me afectó que cruce en verde y por el paso de peatones. ¡Joder! Dándole un poco de forma y apariencia el negocio era redondo.


Días más tarde la prensa abría sus páginas con una foto que daba la impresión de ser la imagen de unos fuegos artificiales sobre una ciudad. La escena perdía su bucolismo al saber que la localidad era Gaza. Futurible. ¡Ntchs!


Las calles de Madrid (y de cualquier otra ciudad), los bares, las Universidades, ... están llenas de cosas, imágenes, conversaciones, ideas, ..., yo que sé, de todo. A esto me dedico, a coleccionar estas cosas. Aquí dejo unas cuantas y cuando tenga más, pues igual las pongo.


¡Ah! Se me olvidaba. El artículo de hoy de José Luis Alvite en la Razón es cojonudo. El que quiera puede echarle un vistazo en http://www.larazon.es/noticia/violencia-por-afecto.




1 comentario:

Guanarteme dijo...

Desde la ultarperiferia se agradece tu búsqueda de cosas y situaciones en la Corte.
Petons.