jueves, 30 de enero de 2014

SUQUET PIJO

También conocido como Suquet de Rape. Le llamo Pijo porque la versión que yo conocía era el Suquet de Peix, en el que cabían otros tipos de pescado, sobre todo de roca que tienen más sabor, y que eran más baratos que el delicioso Rape, un pescado que me encanta y que para mí le da cien vueltas a la merluza por su sabor y la textura de su carne.

Hoy día, gracias al congelado, podemos protegernos contra el anisakis y el puñalakis de los vendedores. Así que el Rape no es una opción tan cara, aunque cabe valorar la posibilidad de utilizar otros pescados.

De mayor,..., de más mayor, me gustaría hacerme con un barquito para surcar las procelosas aguas (cuando sean muy poco procelosas), fondear, y leer un libro mientras me tomo una cerveza, o pescar mientras me tomo una cerveza, o lo que sea mientras me tomo una cerveza en mitad de la mar. Es un sueño, pero quien sabe, igual lo consigo. Y gritaré al viento los versos de Espronceda, que de tanto leérselos a mi hija se los aprendió de memoria: 

"Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar."

Quizás hasta los grite ella conmigo. A los ancianos y a los locos siempre se les sigue la corriente.

Y con lo que pesque en ese barco haré un suquet de peix que quitará el sentido, leyendo la receta en este blog porque la memoria se me habrá reducido a 4 megas.

Necesitaréis:

2 Colas de rape congeladas
200 gr. de Chirlas
3 Dientes de ajo
1 Cebolla
2 Tomates
3 Patatas
10 almendras crudas sin pelar
1 vaso de los de vino de vino blanco
Azafrán (o colorante en su defecto)
Harina
Aceite
Pimentón
Pimienta
Sal





Descongelamos el rape dejándolo en la nevera la noche anterior, separamos la espina, y lo cortamos en cuadraditos.





Picamos la cebolla y un diente de ajo.





Ponemos harina en un plato.






Pelamos las patatas, y las cortamos chascándolas, es decir, empezamos cortando cada trozo con el cuchillo, y antes de separarla de la patata tiramos un poco hacia arriba para romperla. Con esto conseguiremos que el caldo espese más.






Cortamos los tomates por la mitad.




Pelamos los otros dos dientes de ajo, y los machacamos en el mortero.






Salpimentamos el rape.






Lo pasamos por harina.





Ponemos un poco de aceite en una cacerola.





Y doramos el rape. Luego lo sacamos y lo reservamos.








Sofreímos la cebolla y el ajo picados en la misma cazuela.






Rallamos el tomate encima de la cebolla y el ajo, y rehogamos unos 8 minutos.






Añadimos una cucharadita de pimentón y el azafrán (o el colorante). Agregamos el vino y lo dejamos un poco para que evapore el alcohol.






Incorporamos un litro de agua, salpimentamos un poco, y cocemos durante unos 10 minutos.






Añadimos las patatas y cocemos durante otros 15 minutos.






Agregamos el rape, las almendras muy picadas, los dos dientes de ajo que habíamos machacado en el mortero, y lo dejamos cocer otros 5 minutos.






Finalmente, agregamos las chirlas y las dejamos unos 3 minutos más.







Para terminar, sacamos las chirlas, el rape y parte de las patatas, y pasamos el resto por la minipimer hasta que quede ligada la salsa.

Colocamos el pescado, las chirlas y las patatas en varios platos, los regamos con la salsa ligada, y obtenemos un suculento suquet con su caldo espesito.






Recomiendo comer este plato con un buen trozo de pan para mojar. Ya iréis al gimnasio al día siguiente.




lunes, 27 de enero de 2014

DESCEREBRADOS AL VOLANTE

Hace tiempo que no publico nada sobre los cafres que se creen que viven solos en este mundo, o que el resto del Universo se encuentra a su servicio. Esos ejemplares se delatan sobre todo a la hora de ponerse al volante, y todo lo que ello conlleva.

El ejemplo de hoy es el del anormal que como no encuentra sitio en cero coma, aparca montando la acera. Una acera de por si escuálida, que a un lado tiene la carretera y al otro un campo minado, es decir un césped plagado de mojones de perro. Por la acera libre apenas cabe un cochecito de niño, imaginaros lo que pasa si un coche monta dos ruedas sobre ella. Y sobre todo si no entendió bien la forma de montar la acera, como en este caso.





Si quitamos el coche se puede ver la acera y la calle.




A ver si los Sonny Crockett de la vida ven menos películas.




viernes, 24 de enero de 2014

LASAGNA MANCHEGA

Comenzamos la temporada de recetas de 2014. No, no es que lo hubiera dejado, sino que había otras cosas que contar. Aunque sí que voy a estar unos días de baja en la cocina debido a un accidente doméstico. Y es que mucho hablar del Puenting, Rafting, Parapenting,..., pero el verdadero deporte de riesgo es el Cooking. Y sino que se lo cuenten a mi dedo. Pero dejo esta historia para otro post.

Para esta receta he elegido una comida típica italiana, pero debe ser por la influencia del libro "La noche en que Frankenstein leyó El Quijote", que recordé aquello de: "En un lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme", pero sí que me acuerdo de lo bien que se comía, hacían un pisto que resucitaba a los muertos. Aquí nada de rocín flaco, más bien: Soy Panza, Sancho Panza. De los Panza de toda la vida.

Pues eso que pensando en la panza se me ocurrió la fusión de culturas. Es algo muy español. Los ingleses se cargaron a los indios (o se suicidaron cuando les invitaron a comer natillas calientes), pero nosotros fusionamos las razas. Somos más de mestizaje, de evolucionar,..., bueno, y algo salidos también. ¡Que le vamos a hacer! Para unos el culto al cuerpo es torturarse en el gimnasio, y para el español significa darle gusto, comiendo, bebiendo,..., jeje.

Y así llegamos a como se gestó esta mezcla de lasagna y pisto. Aunque he de decir que tuvo que reunirse el consejo de sabios para decidir entre esta receta y tallarines con pisto, que tampoco deben estar malos. Finalmente se impuso realizar la primera prueba con la lasagna,

Necesitaréis:

- Queso rallado para gratinar.
- Placas de lasagna. (Esta vez escogí las que solo hay que mojar)
- Bechamel (Podéis hacerla, pero yo elijo la preparada de Knorr, o Santa Teresa, esta última me gusta más)
- Pisto. (La receta la podéis consultar en el link)
- Pechuga de pavo fileteada.





Hacemos la pechuga de pavo a la plancha, la troceamos con una tijera y la añadimos al pisto.











Las placas de lasagna las preparamos siguiendo las indicaciones de la caja, que en el caso de las que he utilizado yo consisten en dejarlas 20 minutos en agua caliente. Una vez hecho esto las secamos y las colocamos en una fuente para el horno. A continuación ponemos el pisto sobre las placas de pasta.








Cubrimos con otra capa de placas de lasagna.






Añadimos la bechamel.







Y el queso rallado.






Precalentamos el horno a 180 grados, unos diez minutos, e introducimos nuestra lasagna. La dejamos unos 20 minutos, y le damos al final 5 minutos más pero en función gratinado. Conviene vigilarla porque los tiempos son aproximados. Dependen de la pasta utilizada, del horno, de la presión atmosférica, y hasta del estado de ánimo de Pocoyó.






Y el resultado es éste.






Para mí está de vicio. Y para mi hijo sospecho que también, porque al llegar a casa por la tarde se había comido más de media bandeja.

Vamos que los italianos serán muy aparentosos en la playa, pero donde esté un buen interior hispánico que se quite to lo demás.

¡Viva Sancho Panza!







domingo, 19 de enero de 2014

UN AÑO DE INSTAGRAM

Hace un año comencé a utilizar INSTAGRAM, y la verdad es que es un medio muy divertido y útil para compartir imágenes, ponerles un comentario y asociarlas a tu blog, a twitter o a Facebook. Yo suelo asociarlas al blog a través de Tumblr, y a Facebook. Además sigo a mis amigos en el propio INSTAGRAM. Algunos están en el extranjero, y mandan fotos de las ciudades en las que viven y trabajan.

Debo agradecer mi encuentro con esta aplicación a JuanRa.

Y gracias a Tumblr por este recordatorio felicitación.




Este es un collage de las imágenes que he publicado este año. 




Si queréis verlas una a una podéis pinchar en la imagen de Instagram que aparece en el lateral derecho de mi blog, o pinchar en este link.

La imagen de Instagram es:





Os recomiendo Instagram a todos. Es muy divertido, y te mantiene comunicado con tus amigos sin hacerte perder mucho tiempo.




viernes, 17 de enero de 2014

ESCULTURAS DE VIGO II

Retomando un post de hace unos años, añado en éste otra serie de esculturas de la ciudad de Vigo. Esculturas que se encuentran en la zona del Arenal, entre la Comandancia de Marina, el puerto y la Plaza de Compostela.

Pero comenzaré con una foto más cercana del engendro del Sireno, ya que en mi anterior post lo puse un poco lejano. En la foto de abajo se aprecia más su deformidad. Es como el Jorobado de Notre Dame pero más feo.





También volví a pasar por la escultura caída, pero como en esta zona se suele practicar mucho el Skate, la he rebautizado como Homenaje al piñazo. Afortunadamente parece que no se ha hecho sangre.






La siguiente no es una escultura propiamente dicha, pero si nos fijamos bien es la verdadera metáfora de la Puerta al mar de Vigo.







Y sin embargo, donde me encuentro un nadador es detrás de la Comandancia de Marina. Y la verdad es que tiene un buen estilo. Claro que es difícil que se levante oleaje en este mar de piedra.






La fachada de la Comandancia de Marina me gusta mucho. Es bonita, y es lo que veía con 18 años cuando salía por los pubs y discos que abundaban justo en la acera de enfrente.






Caminando hacia la Plaza de Compostela me encuentro con verdaderas personas de piedra. La primera es un pescador con un Rape en una mano, y puede que una merluza en la otra.





Luego un herrero. Aunque el martillo tiene pinta de otra cosa. O quizás sea mi mente enferma.





Esta es preciosa. La madre, la matriarca, con sus vástagos. Curiosamente tiene la parejita. Con esto igual se pasó de cursi el autor, o quizás quiso la igualdad de género. De todas formas me gusta mucho. No sé, me parece como si fueran a cruzar la calle de un momento a otro.






Y la del Contralmirante Casto Méndez Núñez, que me encanta pero más por un complemento que por la estatua en si.








El complemento es la placa del frontal donde figura su inmortal sentencia: Más vale honra sin buques, que buques sin honra. Si más gente aplicara esta máxima tendríamos otro Mundo. Por desgracia el que tenemos tiene una flota inmensa.





De vuelta a casa pasamos por los regalos navideños decorativos de la Calle de Príncipe.







Por si no os habíais dado cuenta, el núcleo central de Vigo es una montaña, con lo que dar un paseo se convierte en una aventura alpinista que te deja los gemelos como piedras. Mirad la pendiente de la calle.






Curiosa ciudad, y muy atractiva.
Espero que os haya gustado este segundo paseo.





viernes, 10 de enero de 2014

CONTRA ROMA Y LOS SUFETES

El año comienza como comenzó Anibal su gran gesta: atravesando la Canda y el Padornelo (o los Pirineos y los Alpes, que es casi lo mismo) bajo la nieve para doblegar a una Roma asustadiza, y con escaso apoyo de los Sufetes de Cartago.

El viaje de regreso de las siempre cortas y agotadoras vacaciones de Navidad, ha supuesto un derroche de valor, paciencia, pericia y sufrimiento.

Tras un arranque sin lluvia, a los pocos minutos se desató el diluvio y eché en falta una zodiac en el maletero. Poco más tarde, la lluvia tomaba un aspecto sólido y algodonoso. Muy bonito para verlo desde la ventana de casa, pero no para verlo a través del parabrisas. La densidad de la nieve continuó en aumento hasta que, llegando a Verín se empezaba a poder cortar el ambiente en el habitáculo con un cuchillo. No os cuento como se pusieron las cosas al pasar por La Gudiña. Y ni os podéis imaginar lo que fue acercarse a La Canda.

Para que os hagáis una idea, entre La Canda y el Padornelo debe haber unos 30 kilómetros y los recorrimos en algo más de una hora.

Al llegar cerca de La Canda nos encontramos con los coches en caravana, circulando por las huellas que iban dejando los coches de delante en la nieve. Las maquinas quitanieves entraban y salían de la autopista varias veces para quitar la mayor nieve posible. Los camiones estaban parados en los laterales. Los coches iban en primera, y al arrancar patinaban algo, o mucho como el todo terreno que llevaba delante, y que tuvimos que adelantar varios.

Mi mente iba pendiente de no patinar al arrancar, de darle el movimiento justo al coche para no tener que frenar en la caravana sin darme un golpe, para vigilar que el coche de detrás y los todoterrenos chulitos que adelantaban por los lados no nos dieran un golpe, y para aparentar tranquilidad ante la familia. Por suerte mi hija iba dormida. Pero mi mujer y mi hijo no. Mi mujer hizo unas fotos y grabó algo con la máquina, y mi hijo iba escuchando música con el móvil.

Cuando el todoterreno de delante empezó a patinar, mi mujer empezó a decir: "pues si tenemos que parar y quedarnos a dormir nos quedamos, no nos la vamos a jugar". Al escuchar esto miré por las ventanillas y constaté que nos encontrábamos encima de un monte, con todo el paisaje circundante blanco, y me pregunté: ¿dónde habrá visto ésta un hotel o una casa rural, o piensa que voy a bajarme del coche y construir un vivac para pasar la noche? ¡Joder, que daño ha hecho el programa ese del Último Superviviente!

¡Cuidado con el de la derecha que va muy rápido, y con ese que patina mucho y no consigue moverse! - Escucho que insiste mi costilla. 

Porqué no te bajas, te acercas al coche ese, te subes, y pones de los nervios a su conductor en lugar de a mí.- Me escucho contestando.

Si es para que tengas cuidado porque está patinando.

Lo veo. Estoy justo detrás de él.

¿Porqué vamos tan despacio? - Pregunta mi adolescente particular

Automáticamente me doy cuenta de que va a ser un viaje muy largo.

Tras algo más de una hora, salimos de los puertos y la nieve. Habíamos vencido el primer obstáculo. Más tarde gobernamos el coche contra el viento, sorteando así el segundo obstáculo, y alcanzamos Roma, digo Madrid.

Queda un año para conseguir la victoria final. Perderé algunas batallas, pero espero conquistar Roma para Cartago. A pesar de su resistencia y de la falta de ayuda de nuestros Sufetes.

Espero conseguir al menos lo mismo que logró Anibal Barca, o acercarme. Sí, con acercarme me daría por satisfecho. Anibal contaba con un Ejército, y yo como Clint trabajo solo.

Dicen que año de nieves año de bienes. Pues en este caso hemos empezado bien.  



video








domingo, 5 de enero de 2014

CABALGATA DE REYES 2014

Es una noche mágica. Y en esta noche no mandan ni Harry Potter, ni los Reyes Magos, mandan los niños y sus ilusiones que son los que hacen que la magia cobre vida.

Feliz noche de Reyes. Y que os traigan los regalos que hayáis pedido.




video